Cataratas (cirugía del cristalino)

¿Qué corrige la cirugía del cristalino?

El cristalino es la parte del ojo cuya función es enfocar. La pérdida de transparencia de esta lente origina lo que se conoce como cataratas. El principal síntoma de esta afección es la disminución de agudeza visual.

La aparición de la catarata está normalmente relacionada con la edad, si bien hay otras causas. Se puede producir por un traumatismo, acelerarse su formación en determinadas enfermedades o por el efecto de algunos medicamentos.

Antes de llegar a esta situación, el cristalino sufre cambios que provocan la vista cansada o presbicia. Para corregir esta situación, una propuesta actual es el recambio de ese cristalino disfuncional para recuperar la visión de cerca.

Habitualmente la pérdida de transparencia ocurre de manera progresiva y lenta, por lo cual es posible que no se aprecie durante un tiempo en el que puede darse visión nublada, deslumbramientos y cambios constantes de graduación.

Llegados a esa situación es necesario cambiar esa lente natural por una artificial nueva mediante una intervención quirúrgica. El diagnostico se hará mediante un examen ocular por parte de nuestro equipo médico. Por eso recomendamos venir a nuestra clínica ante la aparición de algún síntoma.

¿En qué consiste la cirugía del cristalino?

La intervención para tratar una catarata se denomina facoemulsificación. Se elimina el cristalino mediante ultrasonidos y se sustituye por una lente intraocular.

Esta cirugía del cristalino la realizamos en los quirófanos del ICQO, sin necesidad de ingreso, mediante anestesia tópica con gotas y sedación. El procedimiento está asistido por una anestesista y es una operación rápida, igual que la recuperación.

La intervención consiste en una pequeña incisión al borde de la córnea por donde se introduce la punta de un terminal de ultrasonidos de muy baja potencia que elimina las cataratas. Después se implanta por esa apertura una lenta intraocular que ocupa el lugar del cristalino.

Con la colocación de la nueva lente se intentan corregir los defectos refractivos que hubiera (hipermetropía, miopía, astigmatismo o presbicia). Habitualmente no se necesitan puntos de sutura para cerrar la incisión ya que es autosellable.

¿Qué puedes esperar?

Una de las claves de esta cirugía del cristalino será el tipo de lente que se coloque para sustituir al cristalino. La elección debe adecuarse a los requerimientos del paciente y a las características de su ojo. No es descartable en determinados casos que se necesiten gafas para ciertas actividades.

La recuperación es muy rápida y, una semana después de la intervención, se puede realizar la vida normal. Será posible ver la televisión o leer según se vaya recuperando capacidad visual. Eso sí, no se debe utilizar maquillaje hasta pasados siete días de la operación. De igual forma hay que tener cuidado al ducharse o lavarse la cabeza para que no entre agua en los ojos.

Noticias relacionadas

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros




    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30