Blefaroplastia estética

¿Qué es la blefaroplastia estética?

La blefaroplastia estética o cirugía de los párpados es la intervención para eliminar el exceso de piel y las bolsas alrededor de los ojos. Es una técnica que en algunos casos es necesaria porque la caída de la piel obstruye la visión, mientras que en otros predomina más el carácter estético para dar un aire más juvenil y descansado al rostro.   

Con el paso de los años, la piel empieza a perder elasticidad y es posible que, en algunas personas, estos síntomas sean más evidentes. Hay múltiples factores desde genéticos, como sería el tipo de piel o la forma de gesticular, hasta relacionados con el estilo de vida como la actividad física y alimentación. 

Estos cambios en los párpados y la zona de la piel alrededor del ojo también condicionan la expresión facial, que como es lógico se altera. En función de la persona, puede llevar a la aparición de acumulaciones de grasas, las conocidas como bolsas, que dan la sensación de inflamación y pueden llegar a resultar molestas. 

Todo ello se puede corregir mediante la denominada blefaroplastia cosmética. Una intervención que se realiza de forma personalizada y adecuada a las necesidades que presenta cada paciente. Conviene tener presente que los párpados cumplen una importante labor de protección del globo ocular.

Tratamientos de blefaroplastia estética 

La técnica para llevar a cabo esta cirugía de los párpados es normalmente sencilla y se desarrolla con anestesia local. Eso sí, habría que diferenciar si la intervención se realiza en los párpados superiores o en los inferiores.

  • Blefaroplastia superior: es una operación muy rápida para quitar el exceso de piel y de grasa que suele provocar la caída de ese párpado. Se realiza una pequeña incisión en la línea natural del párpado superior y requiere de algún punto de sutura, cuya marca desaparece a las pocas semanas de la intervención.
  • Blefaroplastia inferior: esta cirugía se lleva a cabo por la parte de dentro del párpado, la denominada conjuntiva, para evitar que luego queden cicatrices y marcas externas. La operación sirve para retirar el exceso de grasas o remodelar esas bolsas que se han ido formando. En definitiva, busca suavizar el rostro en esa zona entre el ojo y la mejilla.

Existen otros tratamientos para tratar estas alteraciones de los párpados como el relleno con ácido hialurónico y el uso de la toxina botulínica (Botox). Son fórmulas que hay veces que sirven de complemento a las intervenciones quirúrgicas para favorecer esa relajación gestual que buscan los pacientes. 

Estas dos opciones sin operación permiten a las personas mantener su rutina diaria sin alteraciones, mientras que la intervención quirúrgica obliga a  un mínimo de reposo. Se estima que, pasada una semana, el paciente puede reincorporarse a su actividad habitual. 

Entre las recomendaciones, se aconseja sobre todo tener los ojos lo más protegidos posible. Por ello, conviene salir a la calle con gafas de sol, evitar el contacto con polvo o suciedad que puedan provocar infecciones, o dormir boca arriba sin tocarse la zona. Otras actividades como pasear, leer o ver la televisión se pueden hacer desde el primer día sin problemas.

Profesionales especializados en blefaroplastia estética

Noticias relacionadas

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros




    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30