Ojo vago y estrabismo

¿Qué son el ojo vago y el estrabismo?

El ojo vago (ambliopía) y el estrabismo son dos patologías que en ocasiones se confunden y se utilizan de forma incorrecta. Esto puede deberse en parte a que hay casos en los que el ojo vago se produce a consecuencia del estrabismo.

El ojo vago no implica que haya una enfermedad propiamente dicha. Se trata de una importante disminución de la agudeza visual ocasionada por una falta de desarrollo de la visión en la primera infancia.

En las personas afectadas por esa dificultad, el cerebro opta por quedarse únicamente con la información del ojo que ve mejor. Esto hace que el otro, cuya capacidad visual es de baja calidad, tienda a no seguir trabajando y se vuelva ‘vago’. 

El estrabismo, por su parte, es la desviación de la alineación de un ojo en relación con el otro. Esta falta de coordinación entre los músculos oculares impide mirar a la vez al mismo punto, lo que afecta a la percepción de la profundidad. También aparece en la infancia e incluso puede hacerlo de forma temprana en bebés.

Ambas alteraciones, aunque son diferentes, pueden tener relación.  Ocurre cuando a una persona con estrabismo, como le resulta más fácil enfocar con uno de los ojos, opta por utilizar solo ese. Esto propicia que con el tiempo el otro se termine volviendo un ojo ambliope.

Tratamientos para el ojo vago y el estrabismo

Dentro de los procedimientos que trabajamos en el ICQO para este tipo de alteraciones visuales, cabe mencionar los siguientes:

  • Corrección óptica: se basa en adaptar lentes para que el enfoque luminoso esté en la retina. Para ello, se utilizan lentes de poder dióptrico negativo, positivo, cilíndrico o prismático, ya sea en forma de gafas o de lentes de contacto.
  • Oclusión ocular (parches): es el método más efectivo, más barato y más usado para estimular el ojo ambliope. Las oclusiones oculares se realizan para hacer trabajar más el ojo enfermo, tapando el sano.
  • Penalización: consiste en la penalización del ojo bueno mediante distintas técnicas para favorecer un desarrollo del ojo contralateral ambliope.
  • Cirugía del estrabismo: es una intervención en los músculos extraoculares, que son los responsables del movimiento del globo ocular. El objetivo es igualar la fortaleza de todos ellos para ayudar a que los ojos se alineen correctamente. 
  • Inyección de Botox: la toxina botulínica se utiliza para nivelar la actividad de los músculos extraoculares en los casos de estrabismo, ya que produce un efecto paralizante sobre el músculo en el que se aplica.

En este tipo de patologías es muy importante la detección y tratamiento en edades tempranas. Hay que tener en cuenta que los primeros años son fundamentales para el perfecto desarrollo de la visión. El diagnóstico precoz de problemas oculares es determinante para paliar esos defectos y que no se mantenga, e incluso agudicen, durante toda la vida.

Noticias relacionadas

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros




    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30