Ojo vago y estrabismo

¿Qué son el ojo vago y el estrabismo?

El ojo vago (ambliopía) y el estrabismo son dos patologías que en ocasiones se confunden y se utilizan de forma incorrecta. Esto puede deberse en parte a que hay casos en los que el ojo vago se produce a consecuencia del estrabismo.

El ojo vago no implica que haya una enfermedad propiamente dicha. Se trata de una importante disminución de la agudeza visual ocasionada por una falta de desarrollo de la visión en la primera infancia.

En las personas afectadas por esa dificultad, el cerebro opta por quedarse únicamente con la información del ojo que ve mejor. Esto hace que el otro, cuya capacidad visual es de baja calidad, tienda a no seguir trabajando y se vuelva ‘vago’. 

El estrabismo, por su parte, es la desviación de la alineación de un ojo en relación con el otro. Esta falta de coordinación entre los músculos oculares impide mirar a la vez al mismo punto, lo que afecta a la percepción de la profundidad. También aparece en la infancia e incluso puede hacerlo de forma temprana en bebés.

Ambas alteraciones, aunque son diferentes, pueden tener relación.  Ocurre cuando a una persona con estrabismo, como le resulta más fácil enfocar con uno de los ojos, opta por utilizar solo ese. Esto propicia que con el tiempo el otro se termine volviendo un ojo ambliope.

Tratamientos para el ojo vago y el estrabismo

Dentro de los procedimientos que trabajamos en el ICQO para este tipo de alteraciones visuales, cabe mencionar los siguientes:

  • Corrección óptica: se basa en adaptar lentes para que el enfoque luminoso esté en la retina. Para ello, se utilizan lentes de poder dióptrico negativo, positivo, cilíndrico o prismático, ya sea en forma de gafas o de lentes de contacto.
  • Oclusión ocular (parches): es el método más efectivo, más barato y más usado para estimular el ojo ambliope. Las oclusiones oculares se realizan para hacer trabajar más el ojo enfermo, tapando el sano.
  • Penalización: consiste en la penalización del ojo bueno mediante distintas técnicas para favorecer un desarrollo del ojo contralateral ambliope.
  • Cirugía del estrabismo: es una intervención en los músculos extraoculares, que son los responsables del movimiento del globo ocular. El objetivo es igualar la fortaleza de todos ellos para ayudar a que los ojos se alineen correctamente. 
  • Inyección de neuromoduladores: los neuromoduladores se utilizan para nivelar la actividad de los músculos extraoculares en los casos de estrabismo, ya que produce un efecto paralizante sobre el músculo en el que se aplica.

En este tipo de patologías es muy importante la detección y tratamiento en edades tempranas. Hay que tener en cuenta que los primeros años son fundamentales para el perfecto desarrollo de la visión. El diagnóstico precoz de problemas oculares es determinante para paliar esos defectos y que no se mantenga, e incluso agudicen, durante toda la vida.

FAQS

El ojo vago, también conocido como ambliopía, es una condición que afecta al desarrollo visual en uno o ambos ojos durante la infancia. Se caracteriza por una disminución de la agudeza visual que no se puede corregir con gafas o lentes de contacto, y que no está relacionada con ninguna enfermedad ocular específica.

Las causas más comunes del ojo vago son el estrabismo, la anisometropía (diferencia significativa de graduación entre ambos ojos), las cataratas congénitas y la ptosis palpebral (caída del párpado que obstruye la visión).

Los síntomas del ojo vago pueden incluir visión borrosa o nublada en uno o ambos ojos, dificultad para ver en 3D, dolores de cabeza, fatiga ocular, sensibilidad a la luz, guiño o bizqueo e inclinación de la cabeza.

El ojo vago se diagnostica mediante un examen oftalmológico completo que incluye pruebas de agudeza visual, motilidad ocular y alineación ocular.

El tratamiento del ojo vago depende de la causa y la edad del paciente. Las opciones de tratamiento incluyen oclusión (tapar el ojo sano para estimular el desarrollo del ojo ambliope), gafas o lentes de contacto para corregir la anisometropía y para corregir el estrabismo en casos severos.

La terapia visual es un programa de ejercicios para mejorar la coordinación y la función de los ojos. Se utiliza para tratar el ojo vago, el estrabismo y otras condiciones visuales.

ICQO ofrece una atención personalizada y de calidad, con tecnología de última generación y un equipo de profesionales altamente cualificados. Además, la clínica está ubicada en el centro de Bilbao, lo que facilita el acceso a los pacientes.

Puedes reservar una cita en ICQO llamando al teléfono 944 733 545 o enviando un correo electrónico a info@icqo.org . También puedes reservar tu cita online a través de la página web de la clínica: https://icqo.org/para-pacientes/pide-cita/

ICQO tiene acuerdos con diversas compañías de seguros médicos. Puedes consultar si tu seguro médico tiene cobertura con ICQO aquí: https://icqo.org/para-pacientes/mutuas-aseguradoras/.

Si tienes dudas sobre la visión de tu hijo, es importante que lo lleves al oftalmólogo pediátrico para que le realice un examen completo. El oftalmólogo podrá determinar si tu hijo tiene ojo vago y te recomendará el tratamiento adecuado.

La mejor manera de prevenir el ojo vago es llevar a tu hijo al oftalmólogo para que le realice revisiones oculares regulares a partir de los 3 años. De esta forma, se detectará y tratará cualquier problema de visión que pueda tener tu hijo lo antes posible.

Sí, el ojo vago se puede curar si se trata a tiempo. El tratamiento es más efectivo cuanto antes se detecte la condición.

La cura completa puede ser menos probable en adultos, pero existen tratamientos eficaces para mejorar la visión y la función binocular en pacientes de todas las edades. En el Centro Oftalmológico ICQO, nuestros expertos en visión binoculares y ambliopía brindan evaluaciones personalizadas y planes de tratamiento individualizados para ayudar a los adultos con ojo vago a alcanzar su máximo potencial visual.

El ojo vago generalmente se desarrolla durante la infancia, con mayor frecuencia entre los 2 y los 5 años. Sin embargo, también puede presentarse en bebés más pequeños o incluso en adultos.

La edad ideal para la cirugía del ojo vago depende de varios factores, como la gravedad de la ambliopía, la edad del paciente y la respuesta al tratamiento conservador. En general, la cirugía se recomienda con mayor frecuencia para niños entre los 2 y los 9 años. Sin embargo, en algunos casos, puede ser beneficiosa para pacientes mayores. 

Los oftalmólogos del Centro Oftalmológico ICQO evaluarán cuidadosamente su caso individual y determinarán si la cirugía es la mejor opción para ti.

La cirugía de cataratas no corrige directamente el ojo vago. Sin embargo, en algunos casos, puede contribuir a mejorar la visión del ojo afectado. Es importante recordar que la cirugía de cataratas no reemplaza la necesidad de un tratamiento específico para la ambliopía.

El ojo vago no suele conducir a la ceguera total. Sin embargo, si no se trata adecuadamente, puede provocar una pérdida significativa de visión en el ojo afectado.

Profesionales especializados en ojo vago y estrabismo

Noticias relacionadas

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros

    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30