¡AVISO PARA PACIENTES! | El viernes 14 de junio no habrá servicio de URGENCIAS POR LA TARDE.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué es la ametropía y qué tipos existen?

Si alguna vez has escuchado el término “ametropía” en relación con la salud ocular, es probable que te hayas preguntado qué significa exactamente y qué tipos de problemas visuales abarca. En este artículo, te explicaremos qué es la ametropía y los diferentes tipos que existen. Además, te daremos una visión general de los tratamientos disponibles para corregir estos errores refractivos. Si buscas información sobre la ametropía, has llegado al lugar correcto.

¿Qué es la ametropía?

La ametropía es una condición ocular que impide que el ojo enfoque correctamente los objetos. También se conoce como un error refractivo, ya que se relaciona con el modo en que la luz se refracta en el ojo. Si tienes ametropía, es probable que experimentes visión borrosa o distorsionada. Afortunadamente, esta condición es tratable y existen diferentes opciones para corregir la ametropía.

Tipos de ametropía

Hay tres tipos principales de ametropía, cada uno de ellos se caracteriza por un defecto específico en la forma del ojo o en la capacidad de enfoque.

  • Miopía: Una condición en la cual los objetos lejanos aparecen borrosos, mientras que los cercanos se ven con mayor claridad. Esto ocurre cuando el ojo es demasiado largo en relación con la curvatura de la córnea. Como resultado, la luz se enfoca delante de la retina en lugar de hacerlo directamente sobre el

CORRECCIÓN: La miopía se corrige comúnmente con gafas, lentes de contacto o cirugía refractiva, como la cirugía LASIK.

  • Hipermetropía: Provoca una visión más clara de los objetos lejanos que de los cercanos. En este caso, el ojo es más corto de lo normal o la córnea tiene una curvatura más plana. Como resultado, la luz se enfoca detrás de la retina en lugar de hacerlo directamente sobre ella.

CORRECCIÓN: Al igual que la miopía, la hipermetropía se puede corregir con gafas, lentes de contacto o cirugía refractiva.

  • Astigmatismo: Se caracteriza por una curvatura irregular de la córnea o del cristalino. Esto provoca una visión distorsionada tanto de objetos cercanos como lejanos. Los síntomas comunes incluyen visión borrosa, fatiga ocular y dolores de cabeza.

CORRECCIÓN: El astigmatismo puede corregirse con gafas, lentes de contacto tóricas o cirugía refractiva.

Es importante destacar que muchas personas pueden tener más de un tipo de ametropía. Por ejemplo, es común que alguien con miopía también tenga astigmatismo. Un examen ocular completo realizado por un oftalmólogo podrá determinar el tipo y grado de ametropía que presentas.

En la actualidad, existen diversos tratamientos eficaces para corregir la ametropía. Además de las opciones mencionadas anteriormente, como gafas, lentes de contacto y cirugía refractiva, también se puede considerar el uso de lentes intraoculares.

¿Son hereditarios los defectos de refracción?

Los defectos de refracción, incluyendo la ametropía, pueden tener una predisposición genética y ser hereditarios. Esto significa que si tienes familiares cercanos, como padres o hermanos, con problemas de visión, es más probable que también puedas desarrollarlos. Sin embargo, es importante destacar que la herencia no es el único factor que contribuye a la aparición de los errores refractivos. Otros factores como el entorno, el estilo de vida y el uso prolongado de dispositivos electrónicos también pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo de la ametropía.

Si tienes preocupaciones acerca de tu visión y crees que puedes estar experimentando algún tipo de ametropía, te recomendamos que consultes a un oftalmólogo para recibir un diagnóstico preciso y explorar las opciones de tratamiento disponibles.

PIDE CITA EN ICQO

La importancia de la detección precoz de los efectos de refracción

La detección precoz es de suma importancia para preservar la salud ocular y garantizar una buena calidad de vida. Identificar y corregir a tiempo la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo permite prevenir complicaciones y disminuir el impacto en las actividades diarias. La detección temprana se logra a través de exámenes oculares regulares, especialmente en niños y adolescentes, ya que los problemas de refracción pueden afectar su rendimiento académico y desarrollo visual. Además, una detección temprana también beneficia a los adultos, ya que puede prevenir el empeoramiento de los síntomas y brindar la oportunidad de corregir la visión de manera adecuada.

Artículos que pueden interesarte:

Últimas noticias

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros

    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30

    HORARIO SEMANA SANTA

    27 Miércoles: Solo urgencias de 9:00-13:30h

    28 Jueves: Clínica cerrada

    29 Viernes:Clínica cerrada

    30 Sábado: Solo urgencias de 10:00-13:30h 

    31 Domingo: Clínica cerrada

    1 Lunes: Clínica cerrada