10 preguntas y respuestas sobre el DMAE

Con el paso de los años son diversos los problemas de salud que pueden aparecer y afectar negativamente a nuestra capacidad visual. Uno de ellos es la degeneración macular asociada a la edad (también conocida por sus siglas DMAE).

El Dr. Felipe Costales nos cuenta todo lo que debemos saber ¡Muy atentos!

1. ¿Qué es la DMAE?

La Degeneración Macular Asociada a la Edad se trata de una enfermedad ocular neurodegenerativa e irreversible, que altera de manera drástica la visión. En la actualidad, es la principal causa de ceguera en personas mayores de 65 años.

Concretamente, ocurre cuando se degenera de forma progresiva la mácula o zona central de la retina, la parte en la que reside el 90% de la visión y donde la agudeza visual es más nítida y precisa.

Actualmente, más de 25 millones de personas sufren de Degeneración Macular Asociada a la Edad, 800.000 en España y cada año se suman alrededor de 500.000 personas.

2. ¿Cómo ve una persona con DMAE?

Al dañar la zona central de la retina (mácula), esta degeneración afecta a la visión central y de detalle, causando visión borrosa, puntos ciegos, manchas y percepción de líneas torcidas. Esto dificulta cosas tan cotidianas como leer, ver la hora o reconocer una cara.

3. Tipos de DMAE

  • La DMAE seca o atrófica: Se produce por el deterioro de las capas externas de la retina (epitelio pigmentario y fotoreceptores) responsables de la visión con la edad.  Se originan pequeñas manchas blancas (drusas) en el área macular que son acumulaciones de proteínas, causando una lenta pérdida de la visión central.  Esta es la forma más frecuente y menos grave, ya que la retina empeora de manera gradual. Es decir, la persona con Degeneración Macular Asociada a la Edad seca es probable que no sea consciente de la enfermedad hasta las etapas finales porque la evolución es muy lenta.
  • La DMAE húmeda o exudativa: Es menos frecuente y tiene una clínica más aguda, con un empeoramiento más rápido, debido a la aparición de una neovascularización (vasos sanguíneos anómalos que crecen debajo de la retina) que originan una exudación responsable de la pérdida de visión. El 90% de la pérdida de visión grave entre todos los pacientes con Degeneración Macular Asociada a la Edad es provocada por la DMAE Húmeda. Se calcula que afecta a 20 millones de personas en todo el mundo y es la principal causa de pérdida de visión entre las personas de más de 60 años. Actualmente, disponemos de tratamientos efectivos para tratarla.

También hay otros tipos de Degeneración Macular, las llamadas “formas raras de DMAE”, que son más atípicas.

4. Causas de la DMAE

Es una enfermedad multifactorial, cuyos principales factores de riesgo son:

  • La edad: Suele aparecer entre los 50 y 60 años.
  • Falta de hábitos saludables: tabaquismo (Aumenta por 5 las posibilidades de padecer enfermedad), dieta poco saludable, rayos ultravioletas o falta de ejercicio físico.
  • Ciertas patologías asociadas: hipertensión arterial, diabetes, triglicéridos elevados o colesterol alto.
  • La predisposición genética: Se estima que hay un 50% más de probabilidad en parecerla, entre 3 y 6 veces superior si se tiene un familiar afecto de primer grado.

5. Síntomas de la DMAE

La Degeneración Macular es una enfermedad que en sus fases iniciales puede ser asintomática, a medida que la enfermedad avanza, los pacientes con esta enfermedad suelen presentar síntomas que afectan a la visión central como, por ejemplo:

  • Dificultad visual al realizar las actividades cotidianas, como leer, conducir, responder mensajes del móvil.
  • Visión central borrosa o distorsionada
  • Ver los objetos de tamaño diferente con cada ojo
  • Alteración de colores
  • Líneas rectas deformadas
  • Aparición de puntos o manchas negras en la visión central
  • Objetos que parecen tener el tamaño o la forma incorrecta

6. ¿Cómo prevenir la Degeneración Macular Asociada a la Edad?

Esta enfermedad no se puede prevenir, ya que va unida al proceso natural de envejecimiento. Por ello, cuando un paciente empieza a notar pérdida de visión o si no tiene síntomas, pero es mayor de 50 años, debe acudir a consulta para detectar a tiempo cambios o empeoramiento de la visión central.

Además, a partir de los 50 años, son importantes las revisiones oculares periódicas con el oftalmólogo, sobre todo a partir de los 50 años, para prevenir este tipo de enfermedades y actuar en la mayor brevedad posible, ya que un diagnóstico precoz es vital para controlar el avance de la enfermedad.

7. Diagnóstico de DMAE

Una de las pruebas que sirve para detectar la Degeneración Macular asociada a la edad es el test de la rejilla de Amsler. Este test consiste en taparse primero un ojo y luego el otro y mirar líneas rectas. Permite detectar si las líneas rectas se ven torcidas o distorsionadas.

Con el mismo fin, el paciente también puede taparse primero un ojo y después el otro y fijarse en los marcos de las puertas, azulejos, barandillas… o leer diariamente un mismo texto, a una misma distancia, para apreciar cualquier anomalía y acudir en este caso al especialista.


Además, en ICQO contamos con otras técnicas de diagnóstico como:

  • Fondo de ojo: consiste en una exploración minuciosa en la zona macular, esta observación nos ayudará a determinar si se trata de forma seca o húmeda
  • Retinografia de campo amplio: Clarus
  • Autofluorescencia: Permite detectar zonas de posible atrofia retiniana.
  • AngioOCT: método no invasivo para detectar formas de neovascularización derivada pricipalmente de la DMAE en su forma húmeda.
  • Angiografía Fluoresceínica (AGF): Una vez detectado que el paciente sufre de forma húmeda, esta técnica nos ayudara a definir la localización y grado de actividad da la membrana neovascular.
  • Tomografía de Coherencia Óptica (OCT): Esta técnica nos sirve tanto para la forma húmeda y seca. Es imprescindible para evaluar y aplicar el tratamiento correcto.

8. ¿Cuáles son los tratamientos para la DMAE?

El tratamiento dependerá del tipo de Degeneración Macular padezca el paciente:

  • DMAE húmeda: puede tratarse eficazmente gracias al desarrollo de nuevos fármacos antiangiogénicos, que se inyectan en el interior del ojo (inyecciones intravítreas) y actúan inhibiendo el factor de crecimiento endotelial vascular (anti-VEGF) para impedir la formación de nuevos vasos sanguíneos anómalos. De este modo, permiten frenar la enfermedad y lograr que la mayoría de pacientes puedan mantener e, incluso, recuperar la visión. Como más precozmente se inicie el tratamiento, por lo general mejor será el pronóstico visual.
  •  DMAE seca: hasta el momento, no existe un tratamiento para este tipo de degeneración macular. Hay una carencia total de fármacos para tratarla. Por el momento, una opción que puede contribuir a ralentizar sus efectos es la prescripción por parte del oftalmólogo de determinados suplementos de vitaminas antioxidantes, que ayudan a proteger la retina.

9. Avances en el tratamiento de la DMAE

La Comisión Europea aprueba Vabysmo®, el primer anticuerpo biespecífico para el ojo, que trata dos de las principales causas de pérdida de visión, la degeneración macular asociada a la edad y el edema macular diabético. Bloquea de forma independiente ambas vías que involucran Ang-2 y VEGF-A, y está diseñado para estabilizar los vasos sanguíneos y, por lo tanto, reducir la inflamación, las fugas y el crecimiento anormal de los vasos (neovascularización).

Dos nuevos medicamentos que se dirigen a la cascada del complemento, y de esta manera poder evitar que ataque a la retina desarrolle formas avanzadas de DMAE como la DMAE seca. Han avanzado recientemente a ensayos clínicos de última etapa. Uno (pegcetacoplan, APL-2) se dirige a una proteína del complemento llamada C3, el otro candidato a fármaco (Zimura, avacincaptad pegol) se dirige a una proteína diferente en la cascada, C5.

El primero de estos, ha sido aprobado por la FDA, en febrero de este año el primer fármaco para poder tratar la DMAE seca en su forma de atrofia geográfica, Syfovre (pegcetacoplan), de la casa farmacútica Apellis Pharmaceuticals.

Otra forma de tratamiento, todavía en etapas experimentales, es el trasplante de células madre. Un concepto que se está investigando es la posibilidad de reemplazar algunas células que comienzan a morir en la DMAE seca en etapa tardía. Las células madre pueden reemplazar las células de la retina que mueren a causa de esta enfermedad.


La terapia génica es una alternativa prometedora a las continuas inyecciones oculares de fármacos. Uno inyecta la terapia génica debajo de la retina en un procedimiento quirúrgico.

Se están explorando varios candidatos a fármacos tanto para la DMAE húmeda como para la DMAE seca. A pesar de la promesa de la terapia génica, queda por ver la eficacia a largo plazo. Es probable que dicho tratamiento sea muy costoso y puede no ser adecuado para todas las personas con la afección.

10. Diagnóstico y tratamiento de la DMAE en Bilbao

En ICQO ofrecemos a nuestros pacientes las alternativas terapéuticas más novedosas a nivel mundial gracias su participación en los ensayos clínicos más punteros, como es el caso del estudio multicéntrico de fase III para comparar la eficacia y seguridad del tratamiento con APL-2 por vía intravítrea en pacientes con atrofia geográfica (AG) secundaria a Degeneración Macular Asociada a la Edad.

Para un diagnóstico y tratamiento eficaz, ponte en manos de los mejores profesionales oftalmólogos en Bilbao. Pide cita.

Te dejamos más motivos para acudir a ICQO si padeces DMAE aquí.

Últimas noticias

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros

    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30

    ACTUALIZACIÓN HORARIO

    La clínica permanecerá cerrada el 29, 30 de abril y el 1 de mayo. En estos días tampoco habrá servicio de urgencias