¡AVISO PARA PACIENTES! | El viernes 14 de junio no habrá servicio de URGENCIAS POR LA TARDE.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El estrabismo en adultos puede esconder enfermedades graves

Gonzalo padece estrabismo desde muy pequeño. Sus padres le notaron “algo raro” en la mirada y lo consultaron con el pediatra, que les derivó a un oftalmólogo infantil. «He llevado parche mucho tiempo, pero la desviación del ojo derecho no se me corrigió del todo», explica.

Él nunca le dio demasiada importancia «porque no me afectaba en nada a mi vida diaria… Hasta que entré en el instituto y me empezaron a vacilar. Que si ‘bizco’, ‘Dioni’… Estuve muy acomplejado durante años, así que, en cuanto pude, me operé para corregirlo. Lo pasé un poco mal después de pasar por el quirófano porque al principio me mareaba, pero ahora estoy encantado», confiesa este enfermero de 40 años y «ojazos azules», bromea.

«Se puede decir que el estrabismo es una falta de alineamiento ocular. Es decir, los ojos no enfocan en la misma dirección, están torcidos. Y esta desviación puede ser en una dirección horizontal, vertical u oblicua. Por ejemplo, el derecho puede mirar hacia la derecha y el izquierdo hacia arriba. O uno hacia abajo y el otro hacia la izquierda», describe la doctora Nagore Urrestarazu, especialista en oftalmología pediátrica y estrabismo del Instituto Clínico Quirúrgico de Oftalmología (ICQO).

Ojo vago y otras causas

Esta distorsión en la alineación de la mirada, que afecta al 3% de la población aproximadamente, se puede presentar a cualquier edad, aunque es más frecuente en la infancia, sobre todo a partir de los 2 años. «El estrabismo congénito, por ejemplo, es de nacimiento y suele ser hereditario, pero existen otros factores que pueden contribuir a que se desarrolle esta alteración ocular: prematuridad, el famoso ojo vago en los niños, pero también problemas neurológicos, diabetes, hipertiroidismo…

Otras veces se presenta de manera aislada. Es decir, no se asocia a ninguna patología concreta. Ahora bien, cuando el estrabismo aparece de manera súbita en la edad adulta, se debe acudir al especialista porque puede esconder una enfermedad seria como un tumor, accidentes cerebrales, lesiones en la cabeza…», alerta la oftalmóloga.

Aunque la mayoría de los adultos con estrabismo lo han tenido desde niños, a veces esta desviación ocular se presenta a una edad más avanzada. En estos casos, uno de los síntomas más habituales –además de los ojos cruzados tan característicos– es que suelen ver doble. «Esto se debe a que el cerebro de estas personas ya ha aprendido a recibir imágenes de ambos ojos y ahora es incapaz de ignorar lo que ve por el ojo desviado, de manera que perciben dos imágenes», precisan en la Sociedad Americana de Oftalmología.

Tratamiento del estrabismo

¿Cuándo se debe consultar con un especialista? «Que un bebé de menos de seis meses meta un poco el ojo entra dentro de lo normal, siempre que no sea una desviación alarmante. Pero si a partir de esa edad notamos que el niño todavía presenta cierta desviación ocular o existen antecedentes familiares de estrabismo, es importante que acudamos a un oftalmólogo para ver qué es lo que ocurre. No es una urgencia, pero sí lo debemos tratar como una consulta preferente», aconseja la doctora Urrestarazu.

El estrabismo generalmente necesita tratamiento, aunque hay algunos tipos, como es el caso del divergente –los ojos se desvían hacia fuera– «en el que el único ‘problema’ es estético. Las personas con ojos cruzados todavía son blanco de burlas y muchas están muy acomplejadas. De hecho, una parte importante de los pacientes que deciden pasar por el quirófano de mayores lo hacen por una cuestión meramente estética», admite la oftalmóloga.

Cuando la desviación de la mirada se presenta en la edad pediátrica suele ir asociada con un ojo vago y se corrige casi siempre con parche y gafas. En determinados tipos de estrabismo también se puede recurrir a la toxina botulínica (botox) para alinear la mirada, mientras que en otros la solución más eficaz es la quirúrgica.

«Es una cirugía en la que el paciente se va a su casa el mismo día y el postoperatorio es bastante llevadero, aunque se recomiendan unos días de baja porque los músculos del ojo se quedan ligeramente contusionados por la intervención. Los resultados se ven al cabo de unas tres semanas. En el caso de los adultos, es habitual que los primeros días se sientan mareados porque tienen que acostumbrarse a la nueva posición de los ojos», señala la doctora Urrestarazu.

¿Qué es la diplopía o visión doble?

La diplopía es una alteración visual que consiste, básicamente, en la percepción de dos imágenes de un mismo objeto. En otras palabras, la persona que la sufre ve doble. «Y esa doble visión puede ser horizontal, vertical o torsional, en función de si las imágenes se superponen una encima de la otra, al lado o en diagonal», explica la oftalmóloga Pilar Gómez de Liaño, presidenta de la Sociedad Española de Estrabología y Oftalmología Pediátrica.

Además, esta alteración de la vista puede afectar tanto a los dos ojos (binocular) como a uno solo (monocular). Además, la visión doble, que puede presentarse a cualquier edad, no siempre es constante. Es decir, el paciente no ve así todo el tiempo. De hecho, lo más frecuente es que los episodios de diplopía sean intermitentes o en momentos concretos. No obstante, los expertos coinciden en la importancia de acudir a Urgencias ante cualquier episodio de visión doble, puesto que las causas pueden ser muy graves. 

Compartir:

Nagore Urrestarazu Inciarte

Médico especialista en oftalmología pediátrica y estrabismo en Bilbao. Ofrece atención a niños para tratar diversas condiciones: Estrabismo, ojo vago, cataratas congénitas, glaucoma infantil…
Noticias sobre:

Últimas noticias

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros

    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30

    HORARIO SEMANA SANTA

    27 Miércoles: Solo urgencias de 9:00-13:30h

    28 Jueves: Clínica cerrada

    29 Viernes:Clínica cerrada

    30 Sábado: Solo urgencias de 10:00-13:30h 

    31 Domingo: Clínica cerrada

    1 Lunes: Clínica cerrada