Retinopatía diabética: La primera causa de ceguera en personas con diabetes

Cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes con el objetivo de difundir las causas, los síntomas, el tratamiento y las complicaciones asociadas a esta enfermedad, cuya incidencia va en aumento. En el campo de la oftalmología, las personas con diabetes pueden desarrollar una enfermedad ocular llamada retinopatía diabética. 

El Doctor Javier Araiz, director científico de ICQO, especializado en retinopatía diabética, nos cuenta todos los detalles a cerca de esta enfermedad silenciosa que, afecta ya a 1 de cada 3 personas con diabetes en la entrevista realizada en Onda Cero:

¿Qué es la retinopatía diabética?

La diabetes se relaciona con el desarrollo de diversas enfermedades. Así lo afirma el Dr. Araiz «la diabetes puede afectar al ojo de varias formas: es más frecuente la aparición de cataratas, en algunos casos también hará más frecuente el glaucoma, pero la causa principal de perdida de visión en pacientes diabéticos es la alteración de la retina, lo que se llama como retinopatía diabética«.

Esta enfermedad es la primera causa de ceguera entre los adultos en edad laboral en el mundo occidental «Los diabéticos tienen, en general, un riesgo de padecer ceguera 25% superior a la población normal. Y además, afecta a una población que tiene una vida laboral activa y eso conlleva muchos trastornos no solo a nivel personal, sino también a nivel social» detalla el doctor.

La aparición de diabetes ocular se debe a un aumento de los niveles altos de azúcar en la sangre, dúrate un tiempo prolongado, que hacen que se alteren las venas y vasos sanguíneos de la retina. Dañándolos, y haciéndolos mucho más permeables.

La prevalencia de esta enfermedad ocular aumenta con la duración de la diabetes y la edad del paciente. En función del estadio de la enfermedad, se clasifica de dos formas:

  • Fase temprana: Retinopatía diabética no proliferativa (El paciente tendrá visión borrosa)
  • Fase más avanzada: Retinopatía diabética proliferativa (El paciente puede perder visión central o periférica)

Síntomas de la retinopatía diabética

El doctor advierte que «Es una enfermedad que muchas veces no da la cara en estadios iniciales» y es denominada cómo «enfermedad silenciosa» pues la pérdida de visión suele aparecer cuando la patología ya está avanzada.

A medida que la enfermedad empeora, podrá notar diferentes síntomas:

  • Un mayor número de moscas volantes
  • Visión borrosa
  • Visión que cambia de borrosa a clara
  • Ver áreas en blanco u oscuras en el campo de visión
  • Visión nocturna deficiente
  • Notar que los colores se ven atenuados o apagados
  • Perder la visión

Cómo prevenir la retinopatía diabética

Cuando esto ocurre, es vital ponerse en manos de profesionales, ya que si no se trata a tiempo, puede acabar en ceguera. Es difícil recuperar la vista que se pierde. Por este motivo, en ICQO recalcamos la importancia de la detección temprana: «En cuanto se diagnostique la diabetes, debe realizarse un chequeo ocular» añade Araiz y recomienda hacerlo:

  • Si el paciente es diabético sin grado de afectación: una vez al año
  • Si hay un grado de aceptación: lo que considere el profesional oftalmólogo adecuado para hacer las revisiones periódicas.

Actualmente, las cifras de afectados están al alza, pero la prevención podría reducirlas significativamente. Asimismo, las complicaciones asociadas a ella también se podrían evitar con los controles adecuados.

Además, aunque la velocidad de progresión de la retinopatía diabética varía de un paciente a otro, para retardarla, es primordial, en todos los casos, mantener un buen control de la tensión arterial, del nivel de azúcar y de los lípidos en sangre.

Tratamiento de la retinopatía diabética

Actualmente, el paradigma de esta enfermedad ha cambiado mucho. El doctor Araiz informa que esto se debe a que la enfermedad «se trata antes, porque los pacientes metabólicamente están mucho mejor controlados que hace unos años y eso ayuda mucho a que no haya una progresión inadecuada de la enfermedad».

Además de esto, se ha avanzado en los tratamientos para pacientes con retinopatía diabética o diabetes ocular: «Disponemos hoy en día de medicamentos que son altamente eficaces para inhibir el crecimiento de esas venas o vasos sanguíneos anormales y también para disminuir la permeabilidad que es lo que está generando en muchos casos esa alteración de la diabetes».

Consejos:

Como siempre decimos: «más vale prevenir que curar». Desde ICQO hacemos hincapié en ponerse en manos de profesionales.

En este caso, por un lado, el control metabólico es crucial no solo del azúcar, sino también de otras comorbilidades que pueden acompañar a la diabetes como el aumento del colesterol o la hipertensión arterial que se complementan y hacen todavía si cabe más daño.

Y, por otro lado, el control oftalmológico es muy importante para controlar y evitar los posibles daños irreversibles que la diabetes ocular cause en la vista. Además de tener la posibilidad de poder mejorar la función del ojo gracias a nuevos tratamientos y medicamentos.

¿Tienes diabetes? Si aún no has realizado tu chequeo correspondiente, visita nuestra clínica oftalmológica en Bilbao: pide cita aquí.


Día Mundial de la Diabetes: Transcripción de la entrevista en Onda Cero

El próximo lunes, 14 de noviembre, se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que va en aumento los últimos años y que puede provocar grandes complicaciones e incluso la muerte. En «Más de Uno Bizkaia» queremos conocer las causas, los síntomas y las complicaciones de esta enfermedad como lo es la discapacidad visual y ceguera. Lo hacemos de la mano del doctor Javier Araiz, director científico del ICQO. Muy buenos días, doctor.

Buenos días.

▶ La diabetes es un conjunto de trastornos metabólicos cuya característica más común es la presencia de concentraciones elevadas en la sangre y se asocia también con la aparición de otras complicaciones y una de ellas es la perdida de visión.

Efectivamente, la diabetes puede afectar al ojo de varias formas: es más frecuente la aparición de cataratas, en algunos casos también hará más frecuente el glaucoma, pero la causa principal de perdida de visión en pacientes diabéticos es la alteración de la retina, lo que se llama como «retinopatía diabética».

▶ Además, la diabetes ocular suele ser asintomática.

Sí, es asintomática hasta estadios avanzados. Muchas veces ocurre, aunque cada vez menos, que nosotros cuando analizamos el paciente que viene a consulta, a una consulta normal, podemos observar en algunos de ellos, algunos signos de afectación diabética y a veces diagnosticamos la diabetes, incluso antes que ellos. Porque como es una enfermedad que muchas vedes no da la cara en estadios iniciales hasta que está afectado tanto el ojo, como puede ser el riñón, etc.

Yo creo que cada vez esto es menos frecuente porque la prevención que es un factor clave en esta enfermedad hace que los pacientes acudan antes al médico a hacer chequeos y entonces se diagnostica mucho antes la diabetes y se trata mucho mejor.

▶ Como decía, la prevención es clave. ¿Qué debemos hacer?

En cuanto a la prevención de la retinopatía diabética, cuando una persona sabe que es diabética, (y la incidencia es bastante alta: estamos al alza) pues en concreto para prevenir las alteraciones que se producen a nivel del ojo, debe realizarse un chequeo. En cuanto se diagnostique la diabetes, debe realizarse un chequeo ocular en el momento del diagnóstico. Porque puede ocurrir, como he dicho antes, que hayamos estado varios años siendo diabéticos sin estar controlados, entonces puede que haya un grado de afectación. Si no hubiera grado de afectación, lo ideal sería hacer un chequeo cada año y si hay un grado de aceptación, lo que considere el oftalmólogo adecuado para hacer las revisiones periódicas.

Se dice que hay dos tipos de diabetes. ¿Afecta de igual manera a ambos?

No exactamente, el paciente diabético insulinoindependiente es una diabetes que generalmente debuta en la juventud, mientras que la diabetes del adulto, la diabetes tipo dos debuta en torno a los 50 años, muchas veces está relacionada con hábitos nutricionales no adecuados, obesidad, aumento del colesterol, la tensión arterial tampoco es buena compañera de la diabetes. Entonces, el grado de afectación es un poco distinto, pero de cualquier manera hay que intentar prevenir los dos y la manera de prevenirlo es acudir al oftalmólogo de una manera periódica. Sobre todo cuando ya haya un grado de afectación.

▶ ¿Los diabéticos tienen el riesgo de padecer ceguera mayor que el resto de la población?

Sí, efectivamente. Los diabéticos tienen, en general, un riesgo de padecer ceguera, es un 25% superior a la población normal. Y además, afecta a una población que tiene una vida laboral activa y eso conlleva muchos trastornos no solo a nivel personal, sino también a nivel social. Como he dicho, el riesgo es mucho más elevado, la patología diabética es la primera causa de ceguera en los pacientes.

▶ ¿Se puede recuperar la visión? ¿Esos tratamientos son eficaces?

Hoy en día disponemos de tratamientos que son muy eficaces, ha cambiado mucho el paradigma de esta enfermedad. En primer lugar, porque se trata antes, porque los pacientes metabólicamente están mucho mejor controlados que hace unos años y eso ayuda mucho a que no haya una progresión inadecuada de la enfermedad, sino que esté menos activa la enfermedad.

Después, los tratamientos para aquellas personas que tienen una afectación de diabetes ocular, donde los niveles inadecuados de azúcar hace que se alteren las venas, los vasos y hace que sean mucho más permeables, sobre todo en el ojo y en el riñón. Entonces esto es lo que produce sobre todo la alteración.

Disponemos hoy en día de medicamentos que son altamente eficaces para inhibir el crecimiento de esas venas o vasos sanguíneos anormales y también para disminuir la permeabilidad que es lo que está generando en muchos casos esa alteración de la diabetes.

▶ Bueno, por lo menos es una buena noticia porque en Euskadi la prevalencia de la diabetes en mayores de 18 años es de un 10,6%, unas 200.000 personas.

Sí, 1 de cada 10 aproximadamente padece un tipo u otro de diabetes. Debido a los hábitos alimentarios y de vida, yo creo que esto va cada vez más en aumento. En el resto de España incluso es más.

Debemos cuidarnos, control de esos niveles de azúcar y también esos controles oftalmológicos. Muchas gracias Dr. Javier Araiz, director científico del ICQO, por acompañarnos.

Muchísimas gracias a ustedes. Un saludo.

Últimas noticias

Sin categoría

Anomalías en la visión del color

Las anomalías en la visión del color suelen ser hereditarias, la percepción del color varía en función de las afecciones congénitas o adquiridas, que se dan

LEER MÁS »

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros




    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30

    Redimensionar imagen
    Contraste

    ‼ HORARIO ESPECIAL POR EL PUENTE