Ainhoa Bilbao y Vanesa Freire al frente del departamento de I+D+I del ICQO

ENTREVISTA · Ainhoa Bilbao y Vanesa Freire. 

El departamento de I+D+i, referente en investigación oftalmológica en Euskadi, está integrado por Ainhoa Bilbao, farmacéutica y bioquímica, y Vanesa Freire, doctora en biología.

¿Pueden explicarnos cuáles son sus funciones más detalladamente?

Buena pregunta, nuestras funciones son variadas y muchas veces desconocidas… aunque no sea tarea fácil, intentaremos resumirlas. Desde nuestro departamento se gestionan todos los temas relacionados con la investigación que se desarrolla en el instituto. Por ello, nuestras funciones son muy variadas y no se limitan a la parte experimental. Nuestras tareas comprenden desde la parte más imaginativa (buscando nuevos objetivos o retos sobre los que trabajar y diseñando proyectos) hasta la más burocrática (revisando contratos, redactando informes o buscando financiación).

Ciencia y ética deben ir de la mano.

Ciencia y ética deben ir de la mano y, en nuestro caso, damos visibilidad a esta unión en el ICQO. Trabajamos a diario con temas de ética en la investigación, pero también colaboramos con la parte clínica. Nos encargamos de asegurar que todos los proyectos de investigación que se desarrollan en el centro cuenten con la aprobación externa del comité de ética correspondiente y, por otro lado, estamos trabajando junto a otros compañeros para poner en marcha un comité interno de ética asistencial.
También somos responsables de elaborar los tratamientos personalizados que nuestros especialistas prescriben a sus pacientes, como los colirios autólogos (SA o PRGF), entre otros.

Otra función que nuestro departamento ha desarrollado tradicionalmente es la organización, coordinación y acreditación de la docencia que se imparte en el centro.

En general, estamos abiertas a todos los retos que nos propongan.

Entendemos que la formación continua del personal en este departamento es primordial.

Sí, por supuesto. La medicina en general y la oftalmología en particular avanzan a gran velocidad, por ello debemos mantenernos al día. La formación es inherente a nuestro propio trabajo… sería imposible trabajar en esto si no actualizáramos nuestros conocimientos continuamente.

Estudiar y trabajar de manera continua para intentar encontrar nuevas soluciones para los pacientes. ¡Menudo reto!

El estudio es una de nuestras herramientas de trabajo. La ciencia al servicio del paciente, ese es nuestro reto, y en el ICQO tenemos la suerte de poder poner en contacto ambas cosas día a día. En muchas ocasiones colaboramos con otros científicos que sufren desconexión con la realidad de los pacientes y eso se nota a la hora de enfocar sus proyectos o tomar ciertas decisiones. Nuestra perspectiva es más global y en el punto de mira siempre está el bienestar del paciente.

Cuando se trabaja en este área, los proyectos suelen ser largos.

¿En cuántos proyectos de investigación está actualmente trabajando ICQO?

Esa es una pregunta “trampa”. Cuando se trabaja en este área los proyectos suelen ser largos y no en todo momento te dedicas a todos con la misma intensidad. Tenemos proyectos en fase de negociación y contratos y otros a punto de iniciarse (como un nuevo ensayo clínico para la DMAE seca, una patología que aún no tiene tratamiento). En fase experimental tenemos, entre otros, 3 ensayos clínicos para diferentes patologías de retina, un programa RETOS para el desarrollo de un nuevo bioahdesivo y un estudio de liofilización de hemoderivados para optimizar la conservación de colirios. En fase de recogida de datos y análisis de tenemos, por ejemplo, un proyecto sobre retinosis pigmentaria y también varios ensayos clínicos. En estos últimos, el paciente recibe la medicación durante 1 o  2 años, pero se sigue trabajando en las bases de datos y con los resultados durante mucho más tiempo hasta que definitivamente se dan por finalizados.

¿Con qué entidades externas colabora ICQO en estos proyectos?

Las colaboraciones externas son múltiples y cada una sigue su propia idiosincrasia. La investigación actual exige trabajar en red y en colaboración con otras entidades. Actualmente, colaboramos con universidades: con la UPV/EHU, en diferentes proyectos con la Facultad de Farmacia y con la de Medicina y con el Instituto de bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández de Elche. También con empresas del sector (como AJL) o de ingeniería (como ULMA), centros tecnológicos (como Gaiker).

Las colaboraciones externas son múltiples y cada una sigue su propia idiosincrasia.

¿Cuánto tiempo puede llevar la investigación y estudio sobre un proyecto antes de poder ponerlo en práctica?

Pues eso de depende del proyecto, pueden pasar desde meses hasta años. Lo que está claro es que hay que tener paciencia, nada es “dicho y hecho”, todo se madura mucho antes de iniciarse. Como mínimo hay que documentarse, diseñar protocolos, buscar colaboradores y financiación y pasar comités de ética antes de comenzar un nuevo proyecto.

¿Cómo buscan a los pacientes que mejor pueden adaptarse a un ensayo clínico?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que para entrar en un ensayo clínico no basta con padecer la enfermedad para la que se esté probando el tratamiento. Se busca pacientes con un determinado perfil que está definido en los llamados “criterios de inclusión/exclusión” y que están especificados en el protocolo del ensayo. Estos criterios son estrictos e invariables, por ello la experiencia del oftalmólogo es muy importante, ya que son ellos quienes, en sus consultas diarias, identifican a los pacientes que podrían tomar parte de un ensayo clínico.

Ver que los resultados han sido satisfactorios es para nosotras un premio a nuestro trabajo.

Una vez preseleccionados y tras entender todo lo relacionado con el estudio, los pacientes deben dar su consentimiento por escrito y no quedarse con ninguna duda. Entonces se realizan las pruebas requeridas y se revisan exhaustivamente los criterios de inclusión y exclusión antes de incluir definitivamente al paciente en el ensayo.

Pensemos que los ensayos clínicos en los que trabajamos se desarrollan simultáneamente en un gran número de centros (generalmente a nivel europeo) y todos debemos trabajar siguiendo las mismas pautas. No hay margen para la improvisación.

El equipo investigador en el ICQO lo formamos varios profesionales (Dras./Dres., Ópticos y enfermeras/ os…) Nosotras nos encargamos de coordinar al resto del equipo, de la custosia y asignación de los tratamientos, de la recogida y gestión de datos y de asegurar que todo se realiza según el protocolo.

¿Qué se siente cuando el resultado de un ensayo clínico es favorable?

Satisfacción por poder ayudar a alguien dotándole de un medicamento en el que en ocasiones no es accesible por ninguna otra vía. Ver que los resultados han sido satisfactorios es para nosotras un premio a nuestro trabajo.

Que nos dejen de llamar “laboratorio”, esto lleva a los pacientes a confusiones.

Siendo la vista uno de los 5 sentidos del ser humano, resulta imprescindible cuidarla. ¿Podemos estar tranquilos con todo lo que se está avanzando en la investigación oftalmológica?
Sin duda sí, desde hace unos años hasta aquí los avances que se han llevado a cabo en el campo de la oftalmología han sido enormes. Y aunque todavía queda mucho camino por recorrer y muchos retos que superar, como en el caso de la Degeneración macular asociada a la edad que constituye la primera causa de ceguera legal en mayores de 65 años, son muchos los fármacos y nuevas técnicas que se han desarrollado en los últimos años.

Una confesión: algo con lo que estén trabajando en el laboratorio y que se les está resistiendo algo más de lo esperado. 

¡Que nos dejen de llamar “laboratorio” y nos llamen “departamento de I+D”! Ja, ja, ja… No, de verdad, los compañeros nos han llamado “laboratorio” tradicionalmente y esto lleva a los pacientes a confusiones, suelen creer que hacemos análisis de sangre.

 

 

Últimas noticias

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros




    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30

    Redimensionar imagen
    Contraste