HORARIO ESPECIAL 1 DE MAYO | Clínica cerrada, sin consultas ni urgencias
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué es la retinosis pigmentaria?

qué es la retinosis pigmentaria

¿Alguna vez te has imaginado padecer de una enfermedad que poco a poco se vaya llevando tu visión hasta incluso dejarte sin ella? Una condición así existe y se llama retinosis pigmentaria y aunque no conduce necesariamente a una pérdida total de la visión y los casos son muy reducidos, es posible.

Pero, ¿Qué es la retinosis pigmentaria?

La retinosis pigmentaria es una enfermedad ocular degenerativa que en la mayoría de los casos tiene un origen genético, su principal característica es la perdida gradual de la visión, empezando por la visión periférica y un empeoramiento de la visión en condiciones de poca luz, y avanzando hacía la visión central hasta, en los casos más graves, hacer perder la visión de forma total.

La retinosis pigmentaria causa que las células fotorreceptoras, también conocidas como bastones, se deterioren y mueran con el tiempo. Es gracias al deterioro y muerte de las células fotorreceptoras que la visión periférica y la visión nocturna se vean afectadas y se vayan perdiendo de forma progresiva.

Con el avance de la enfermedad también se ven afectados los conos, los responsables de la visión en condiciones de luz brillante y la percepción de los colores, es así que esta enfermedad hace perder que quien la padezca pierda la agudeza visual y tenga dificultades para distinguir los colores.

¿Cómo sé si tengo retinosis pigmentaria?

La retinosis pigmentaria presenta una serie de síntomas que se van agravando de forma progresiva, entre los más comunes se encuentran:

qué es la retinosis pigmentaria
  • Pérdida de la visión nocturna: La capacidad para ver en condiciones de poca luz se ve afectada, esto hace que la visión en la noche sea reducida de forma significativa.
  • Visión en túnel: Al perder la visión periférica es posible que quien lo padece experimente una sensación de estar viendo a través de un tubo.
  • Disminución en la agudeza visual: La capacidad para ver detalles y distinguirlos del resto se suma a una visión borrosa e imprecisa.
  • Sensibilidad a la luz: La luz brillante puede ser incómoda e incluso dolorosa.
  • Dificultad para adaptarse a los cambios de iluminación: La capacidad para adaptarse a los cambios bruscos de iluminación puede verse afectada.
  • Dificultad para distinguir los colores: La capacidad para distinguir unos colores de otros puede verse afectada, haciendo que los colores parezcan menos saturados.

Es importante dejar en claro que los síntomas de la retinosis pigmentaria pueden variar en gravedad y frecuencia dependiendo del paciente y personas que padecen de esta condición pueden no llegar a experimentar todos estos síntomas. Es por eso que es importante acudir a un oftalmólogo para que se encargue de dar un diagnóstico preciso.

¿Qué causa la retinosis pigmentaria?

Se asocian más de 100 genes a esta condición, así que la genética es la principal causa y la herencia juega un papel fundamental debido a que esta condición puede ser heredada.

Fases de la retinosis pigmentaria

La retinosis pigmentaria se caracteriza por una progresión gradual a lo largo del tiempo y aunque la evolución de esta condición puede variar mucho, hay algunas fases comunes en su progresión:

En la fase más temprana de la retinosis pigmentaria suelen aparecer los primeros síntomas como la pérdida de la visión nocturna y la dificultad para adaptarse a los cambios de iluminación, además de la reducción del campo visual periférico.

Con el paso del tiempo, los efectos de esta condición se agravan y la pérdida de la visión periférica es más evidente dificultando a quienes lo padecen la realización de tareas que impliquen la vista como ver la TV o leer, al mismo tiempo la dificultad para distinguir los colores y la sensibilidad a la luz se hace más notoria.

En la fase avanzada de esta condición, la disminución de la agudeza visual es muy evidente y quienes padecen retinosis pigmentaria experimentan una visión cada vez más borrosa y tienen una gran dificultad para realizar actividades que requieren una visión detallada como leer o reconocer rostros.

En la fase terminal de la retinosis pigmentaria, casi la totalidad de los fotorreceptores de la retina han sido destruidos, por lo que quien lo padece tiene una pérdida casi total de la visión y en algunos casos total.

Aun así, es importante destacar que la progresión de la retinosis pigmentaria puede variar de gran manera entre quienes lo padecen, incluso entre familiares.

¿Cómo es la operación de retinosis pigmentaria?

La cirugía para la retinosis pigmentaria no es un procedimiento único, sino que engloba diferentes técnicas que se adaptan a las necesidades específicas de cada paciente. Entre las más comunes encontramos:

  • Implante de retina artificial: Esta intervención consiste en colocar un dispositivo que simula la función de las células retinianas dañadas, convirtiendo la luz en señales eléctricas que el cerebro puede interpretar como imágenes.
  • Trasplante de retina: En casos muy seleccionados, se puede realizar un trasplante de retina de un donante compatible, reemplazando las células dañadas por células sanas.
  • Terapia génica: Esta técnica de vanguardia busca corregir el defecto genético, introduciendo genes sanos en las células retinianas afectadas.

¿Para quiénes es adecuada la cirugía?

No todas las personas con retinosis pigmentaria son candidatas a cirugía. La decisión de realizar este procedimiento se toma de manera individualizada, considerando factores como la edad del paciente, el estadio de la enfermedad, la gravedad de la pérdida de visión y la presencia de otras condiciones oculares.

Últimas noticias

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros

    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30

    HORARIO SEMANA SANTA

    27 Miércoles: Solo urgencias de 9:00-13:30h

    28 Jueves: Clínica cerrada

    29 Viernes:Clínica cerrada

    30 Sábado: Solo urgencias de 10:00-13:30h 

    31 Domingo: Clínica cerrada

    1 Lunes: Clínica cerrada