HORARIO ESPECIAL POR SEMANA SANTA | Consulta el horario aquí
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El orzuelo que no se va: Causas, cuidados y tratamientos en Bilbao

orzuelo que no se va, orzuelo recurrente cuidados

Los orzuelos son un problema ocular común que puede afectar a personas de todas las edades y antecedentes. Sin embargo, hay quienes se encuentran en un ciclo constante de lidiar con orzuelos que no se van; justo cuando creen haberse librado de ellos, reaparecen, obligándolos a retomar el tratamiento una y otra vez. Si te identificas con esta lucha, es importante considerar ciertos factores que pueden estar contribuyendo a la recurrencia.

Duración del orzuelo

La duración de un orzuelo puede variar de persona a persona. En general, la mayoría de los orzuelos desaparecen en unos pocos días a una semana con los cuidados adecuados. Sin embargo, es fundamental seguir las recomendaciones de tu oftalmólogo para garantizar una recuperación completa.

¿Por qué el orzuelo no se va?

Los orzuelos son infecciones en las glándulas de Zeiss o Moll en el borde de los párpados y pueden deberse a hábitos. A menudo, se desarrollan cuando estas glándulas se obstruyen debido a la acumulación de aceite y bacterias. Sin embargo, algunos orzuelos pueden ser más persistentes que otros. Aquí hay algunas razones por las que un orzuelo puede resistirse a desaparecer:

  1. Higiene Inadecuada: Tocarse los ojos con las manos sucias o no limpiar adecuadamente las lentes de contacto puede introducir bacterias en el área de los párpados, lo que puede provocar infecciones recurrentes.
  2. Deshidratación de la piel: La falta de hidratación adecuada puede hacer que la piel sea más vulnerable a infecciones.
  3. Uso de maquillaje caducado o contaminado: Los productos de maquillaje vencidos o compartidos pueden albergar bacterias que causan orzuelos.
  4. Condiciones dermatológicas: Personas con condiciones de la piel como la dermatitis seborreica o rosácea pueden ser más propensas a desarrollar orzuelos.
  5. Alteraciones hormonales: Cambios hormonales, como los que ocurren durante la pubertad, embarazo o menopausia, pueden aumentar el riesgo de orzuelos.
  6. Estilos de vida estresantes: El estrés puede debilitar el sistema inmunológico, haciendo al cuerpo más susceptible a infecciones.
  7. Problemas nutricionales: Una dieta deficiente en ciertos nutrientes esenciales puede comprometer la salud de la piel y aumentar la posibilidad de infecciones.
  8. Manipulación de ozuelos: Intentar exprimir o manipular un orzuelo puede propagar la infección y llevar a la formación de nuevos orzuelos.

Si eres una de las personas que constantemente enfrenta este problema, es crucial revisar y mejorar las prácticas de higiene ocular, evaluar productos de maquillaje y cuidar de la piel, además de consultar a un especialista en caso de orzuelos que no se van para un tratamiento adecuado y prevención efectiva.

orzuelo que no se va, orzuelo recurrente cuidados

Cuidados para el orzuelo

Si estás lidiando con un orzuelo que parece no querer desaparecer, es importante cuidar de él adecuadamente. Aquí hay algunos consejos útiles:

  1. Utiliza compresas calientes: Aplicar compresas tibias en el área de los párpados puede ayudar a prevenir la obstrucción de las glándulas sebáceas.
  2. Evita compartir objetos personales: No compartas toallas ni productos de maquillaje con otras personas para evitar la propagación de bacterias.
  3. Limpieza suave: Limpia tu párpado con un paño limpio y tibio varias veces al día para ayudar a reducir la inflamación y promover la curación.
  4. No revientes: A pesar de la tentación, nunca intentes reventar un orzuelo. Esto puede empeorar la infección y aumentar la duración del problema.
  5. Evita el maquillaje: Mientras tengas un orzuelo, es mejor evitar el uso de maquillaje para prevenir la obstrucción de las glándulas.
  6. Consulta a un especialista: Si la situación no mejora en unos pocos días o empeora, busca la atención de un oftalmólogo en Bilbao.

¿Cuándo considerar una operación de orzuelo?

En la mayoría de los casos, los orzuelos se resuelven por sí solos. Sin embargo, en situaciones excepcionales, puede ser necesario considerar una operación de orzuelo. Algunas razones para esto pueden incluir:

  • Si experimentas orzuelos que no se van, una operación puede ayudar a prevenir su reaparición.
  • Si Los orzuelos que son particularmente grandes y dolorosos pueden requerir drenaje quirúrgico para aliviar el malestar.
  • Si la infección se propaga o causa complicaciones, como celulitis, se puede considerar una operación.

Ven al Instituto Clínico Quirúrgico de Oftalmología (ICQO) en Bilbao. Nuestro equipo de oftalmólogos expertos evaluarán tu situación y te proporcionarán proporcionarte las mejores opciones de tratamiento.

Últimas noticias

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros

    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30

    HORARIO SEMANA SANTA

    27 Miércoles: Solo urgencias de 9:00-13:30h

    28 Jueves: Clínica cerrada

    29 Viernes:Clínica cerrada

    30 Sábado: Solo urgencias de 10:00-13:30h 

    31 Domingo: Clínica cerrada

    1 Lunes: Clínica cerrada