HORARIO DE VERANO | Lunes a viernes de 9:00-13:30h | Consulta todos los horarios aquí | Sábado 2 de septiembre urgencias de 10:00-13.30h | Consulta todos los horarios aquí

¿Cómo se vive con baja visión?

La baja visión es una condición de salud que se manifiesta a través de la pérdida de la agudeza visual, según la definición de la Organización Mundial de la Salud. Se trata de una discapacidad visual que impide a los ojos de tener correctos niveles de agudeza y campo visual: las personas con baja visión suelen tener una agudeza visual igual o menor a 0,3 o una pérdida de campo visual de menos de 20 grados.

Aunque esta condición no produce la ceguera total, trae consigo dificultades o limitaciones en la vida diaria de las personas que la padecen, por ejemplo, el individuo pierde la capacidad de leer con normalidad, escribir, conducir, ver la televisión o incluso distinguir a las personas.

En la actualidad, no existe cura definitiva. Sin embargo, un paciente con baja visión debe contar con un buen apoyo familiar y técnico que le permita vivir una vida sin miedos ni limitaciones. Los afectados pueden utilizar distintas ayudas visuales o métodos para contrarrestar la baja visión y mejorar su calidad de vida:

Ayudas ópticas para la baja visión

Los métodos de ayuda ocular tienen el objetivo de desarrollar en los pacientes la habilidad de aprovechar al máximo su restante capacidad visual. Se trata de un aspecto imprescindible que impide que la baja visión genere una total incapacitación del individuo, favoreciendo el desarrollo de actividades propias de la cotidianidad. 

  • Gafas de lupa: En el mercado, existe la posibilidad de encontrar gafas que utilizan cristales especiales que contribuyen a mejorar la capacidad visual para detallar imágenes y textos con mayor claridad.
  • Filtros selectivos: Se utilizan para bloquear la luz azul y reducir el deslumbramiento y la fotofobia. Consiguen mejorar el contraste y la comodidad en la visión.
  • Lupas manuales y con soporte: Aportan grandes beneficios para la visibilidad en general y, sobre todo, en la realización de tareas minuciosas donde es preciso tener una buena visión en distancias cortas. Las lupas te ayudarán a disfrutar de una visión de cerca clara. Dependiendo del tipo de lupa, las formas de uso variarán, adaptándose de acuerdo a las necesidades del usuario:
  1. Los modelos de patas: son un tipo de lupa que descansan sobre el objeto que se desea observar, aumentando sus dimensiones mientras se encuentra sobre su soporte.
  2. Las lupas de mano: son modelos portátiles para momentos en que se necesite firmar un documento o escribir algún texto.
  • Dispositivos electrónicos de ampliación: Son muy sencillos de usar, facilitan la visión al aumentar las dimensiones hasta 28 veces. Estos amplificadores son personalizables, es decir, presentan distintas opciones para que el usuario se adapte al equipo dependiendo de su rango de visión.
  • Otros instrumentos auxiliares: Aquí se engloban algunos sistemas electrónicos para ampliar la visión, instrumentos para utilizar mejor el campo visual y ayudas visuales sin aumento que mejoran la postura, el contraste o la iluminación, entre otras cosas.

Conoce más detalles en la web de Retina Bizkaia Begisare. Haz click aquí.

Rehabilitación visual para la baja visión

En España hay aproximadamente más de 2 millones de personas con baja visión, y solo la minoría estarían atendidos por profesionales de la Oftalmología.

A pesar de que la baja visión no tiene tratamiento y no pueda corregirse ni con gafas, ni con lentes de contacto ni con cirugía, la rehabilitación juega un papel fundamental para que las personas aprovechen sus niveles de visibilidad. Concretamente, se encarga de potenciar el resto visual de las personas con baja visión desarrollando sus capacidades visuales, mostrando nuevas maneras para llevar a cabo acciones cotidianas: aprendiendo nuevas maneras de leer y de escribir, realizar diferentes tareas, etc.

En ICQO contamos con una unidad de baja visión. Trabajamos con personas que han visto reducida su agudeza visual de manera drástica para rehabilitar su visión y aumentar el rendimiento de su resto visual. 

Contamos con un equipo de profesionales especialistas que se encarga de diseñar programas y terapias adaptadas al estado de cada persona. Trabajamos con personas que han visto reducida su agudeza visual de manera drástica para rehabilitar su visión y aumentar el rendimiento de su resto visual. 

  • Evaluación de visibilidad realizada por un oftalmólogo para diagnosticar el grado de incapacidad ocular.
  • Elección de los dispositivos para favorecer el campo visual del paciente.
  • Comienzo de las sesiones de rehabilitación en donde se trabajan aspectos de la vida cotidiana.
  • Evaluación de las habilidades aprendidas en el hogar.
  • Disposición del centro de salud de grupos de apoyo y otros recursos para el beneficio de la persona con baja visión.

Las técnicas que ofrecen nuestros especialistas en rehabilitación, junto con los dispositivos de ayuda ocular, favorecen el desenvolvimiento de los individuos en sus actividades diarias.

Si buscas especialistas en baja visión en Bilbao, contacta con nosotros o ven a vernos. ¡Podemos ayudarte!

Últimas noticias

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros

    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30

    HORARIO REYES

    Viernes 5 solo habrá servicio de urgencias de 9:00 a 13:30 h. No habrá consultas.

    Sábado 6 el centro permanecerá cerrado. No habrá urgencias.