Anomalías en la visión del color

Las anomalías en la visión del color suelen ser hereditarias, la percepción del color varía en función de las afecciones congénitas o adquiridas, que se dan cuando uno o más tipos de conos no funcionan como deberían. Puede ser que los conos sean inexistentes, que no funcionen o que detecten un color distinto al normal.

Los defectos congénitos en la visión del color son más prevalentes en el sexo masculino, afectando hasta un 8% de la población de este género, contrastando con tan solo un 0,5% de las mujeres afectadas. Además, investigaciones estiman que hasta un 12% de mujeres tienen cuatro tipos de conos distintos, permitiéndoles percibir una cantidad de colores 100 veces superior a quien solo tienen tres.

En el mundo animal, ciertos pájaros, insectos y peces también tienen cuatro tipos de conos, lo que les permite ver la luz ultravioleta, algo imperceptible para el humano. Sin embargo, otros animales como los perros tienen menos tipos de conos, viendo menos colores que los humanos

Las mismas se dividen, de acuerdo a su forma de presentación, en las siguientes:

Anomalías en la visión del color más comunes:

ACROMATÍSMO

Se trata de la falta total de percepción de los colores, por la ausencia de conos en la retina.

MONOCROMATÍSMO

Solo se presenta uno de los tres pigmentos de los conos en la retina y la visión se reduce en un solo color, teniendo una falta total en la percepción de los colores del ambiente. Esto también afecta provocando visión borrosa y dificultad de enfoque en espacios con poca luz.

TRICROMATÍSMO ANÓMALO

Las personas que lo sufren disponen de los tres tipos de conos necesarios para la percepción de los colores, pero con defectos o alteraciones funcionales. Por eso, confunden los colores entre sí. Estos pacientes requieren una intensidad de los tres colores básicos distinta a la de una persona común para poder diferenciar un tono de otro. Esta afección tiene síntomas muy similares al daltonismo, por lo que, en ocasiones, puede ser mal diagnosticada.

DICROMATÍSMO

Es un defecto moderadamente grave por el que hay una falta o disfunción de uno de los tres mecanismos básicos del color o conos. Es decir, la retina conserva dos sistemas de conos, permitiéndole a la persona tener cierta percepción del color, aunque distinta a la normal.

El daltonismo es la anomalía más común de presentación de dicromatismo: provoca la dificultad de distinción de los colores.  Esta es una patología hereditaria asociada al cromosoma X, por lo que las mujeres tienen menos probabilidades de sufrirlo (afecta a cerca del 8% de los hombres y 1% de las mujeres). Se puede clasificar en tres tipos, en función del color implicado y el grado de afectación:

  • Protanopía: Falta de receptores que permiten identificar las longitudes de onda larga, las del color rojo. El rojo parece beige oscuro y el verde se asemeja mucho al rojo.
  • Deuteranopía: La forma más habitual de daltonismo dicromático, consiste en una falta de receptores que permiten identificar las longitudes de onda media correspondientes al color verde. Los efectos son parecidos a los de la protanopía, pero los rojos no se ven tan oscuros.
  • Tritanopía: Falta de receptores que permiten identificar las longitudes de onda cortas correspondientes al color azul. El azul y el verde se confunden, los amarillos se pueden ver afectados y distinguirse o verse de manera similar a los rojos.

DEFICIENCIAS ADQUIRIDAS

Las deficiencias en la visión del color adquiridas pueden darse por diversos factores como enfermedades del tipo infeccioso (sífilis) o no infeccioso (cataratas, glaucoma, degeneración macular) así como también por el consumo excesivo de alcohol, tabaco o drogas. Este tipo de afecciones tienden a afectar habitualmente a personas mayores y a niños, aunque sin hacer distinciones en sexo. Normalmente, suelen ser monoculares, afectando a un solo ojo de la persona. Las más comunes corresponden a la alteración de la percepción del color azul.

Diagnóstico

Durante la consulta en el ICQO a través de ciertas pruebas, podemos comprobar si hay una alteración en la percepción de los colores.

  • Test de Ishihara: Es uno de los test más conocidos. Se trata de un test de láminas en el que se presentan letras, números o formas sobre un fondo con la misma luminancia, descomponiendo el estímulo en un mosaico de manchas o puntos, isocromáticos con respecto al fondo, por lo que si el paciente lo detecta es únicamente por discriminación cromática.
  • Test de Farnsworth: Se trata de un test de ordenación de colores mediante fichas que se separan en 4 gamas. Este test es capaz de evaluar la percepción del color en los 3 ejes pidiendo al paciente que coloque las fichas en orden cromático entre las fichas de referencia.
Anomalías de la visión del color

Tratamiento de las anomalías de la visión del color

No existe en la actualidad ningún tratamiento médico o quirúrgico para abordar las deficiencias en la visión de los colores, pero sí se han desarrollado lentes oftalmológicas especiales a las que se les aplica un determinado filtro cromático, que aproxima discretamente la percepción de los colores a la de los sujetos sin patología, que ayudan en la percepción de los colores mediante un determinado filtro cromático.

Últimas noticias

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros




    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30

    Redimensionar imagen
    Contraste