Tecnología de vanguardia para pacientes con baja visión

Itxaso Herrera, médica de ICQO, explica en qué consiste la nueva tecnología vanguardista de la que dispone ICQO en una entrevista concedida a RTVE.

Cuando decimos que un paciente tiene baja visión, ¿qué es lo que queremos decir?

Baja visión aglutina a un grupo de pacientes con discapacidad visual, que tienen una agudeza visual entre 0,1 y 0,3, que se considera un 10% y un 30%, y/o pacientes que ven entre 10 y 20 grados de campo visual. Un paciente normal ve en un 100%, y en el campo horizontal tendría 150 grados de visión. Es decir, es el paciente que se mueve entre la normalidad y la ceguera.

¿Cuál es la última tecnología que va a ayudar a vuestros pacientes con baja visión?

Las eSight3 son unas gafas de realidad aumentada, que es una gafa de aspecto como las de realidad virtual, se sitúan como una diadema, tienen varias posiciones, y te permite ampliar la imagen, hacer zoom, enfocar, cambiar contraste, pero, sobre todo, permite ya, como toda tecnología, incorporar vídeos a través de Bluetooth, WiFi… Puedes ver a través de las gafas la televisión, un vídeo.

Gracias a las mejoras visuales y la tecnología, la discapacidad visual va a poder acceder a niveles de independencia, autonomía, y de ocio mucho mayores.

En realidad, son unas gafas normales, quizás un poco más grandes.

Bueno, son más grandes, pero se parecen a las que ves en la tele. Igual son un poco más finas, pesan 800 gramos, se sujetan muy bien porque tienen una cinta. Estéticamente, vas por la calle con ellas y sí que pueden llamar un poco la atención, pero no son un trasto. El manejo es muy sencillo teniendo un mínimo de conocimiento en tecnología.

¿Los pacientes que van a usar estas gafas tienen que cumplir algún tipo de requisito?

Primero, antes de llegar a las gafas eSight3, hay un montón de cosas que pueden mejorar la vida de estos pacientes. Lo primero que se hace es un análisis de la agudeza visual del paciente y, sobre todo, qué objetivos tiene .

Concretamente, el eSight3, que es el final de una cadena de tratamiento, es especialmente para pacientes que tienen pérdidas de agudeza visual central. Es decir, que ven mal por el centro. No es bueno para los pacientes que ven mal por los costados. Y tienen que tener un mínimo de agudeza visual.  

¿Qué les va a permitir a los pacientes en su rutina?

Prácticamente, las gafas te permiten hacer todo. Es la única ayuda en baja visión que te permite ver de cerca y de lejos. El resto de las ayudas ópticas que hasta ahora han existido, están casi todas enfocadas a ver de cerca o a media distancia, ninguna te hace los tres papeles a la vez. Es un pequeño software adaptado a una gafa. Puedes sacar fotos, te permite magnificar las fotos… La tecnología abre mundos para personas con discapacidad visual.

ICQO es pionero en el País Vasco, somos la única clínica que lo tenemos, hay uno en Madrid, y otro en Barcelona.

¿Tenéis muchos pacientes que estén utilizando ya este tipo de gafas?

No. Las gafas acaban de empezar en este mundo y, además, necesitan bastante rehabilitación. Al final, estás dando una tecnología que el  paciente tiene que saber utilizar.  

¿Cuáles son las causas principales de la baja visión?

A día de hoy, de manera aplastante, la DMAE. Es una enfermedad muy prevalente en las sociedades occidentales, que somos muy longevas. Las enfermedades degenerativas que tienen que ver con la edad están siendo un problema importante a todos los niveles, sociales, económicos… Y a día de hoy, no tenemos tratamientos, tenemos tratamientos paliativos, pero no tratamientos. Y no parece que lo vayamos a conseguir en tres días, pero sí es verdad que hay demasiada inversión en todo ello como para que tengamos esperanzas.

La segunda es la miopía magna. Son pacientes con grandes miopías, pacientes con dioptría mayor a 8. 

Y la tercera causa es la retinopatía diabética. La retinopatía diabética había mejorado  muchísimo en los últimos años por los cambios sociosanitarios, pero parece que ahora, la diabetes en sí, no la retinopatía diabética, como sociedad desarrollada que somos, está empezando a aumentar otra vez. 

Y la última la retinosis pigmentaria. Es la causa genética más frecuente dentro de la baja visión. No se ve por los costados, se ve como a través de una mirilla, y que es bastante discapacitante.

¿Y se pueden corregir con cirugía?

No. La definición de baja visión es no tener alternativa terapéutica de ningún tipo.  Lo que se pretende con esto es decir al paciente que acudir a su mejora de calidad de vida sin tratamiento médico ni quirúrgico puede ser a través de conseguir independencia, inserción… La baja visión lleva poco tiempo en nuestro mundo, es muy desconocida…

¿Tienes datos de a cuánta población afecta la baja visión en nuestro país?

No hay datos epidemiológicos del país, pero sí es verdad que se puede hacer una extrapolación a través de la OMS. Se puede hacer una extrapolación, y aproximadamente sería un de un 2%, que no es poco.  La mayoría de las personas mayores que no ven son mujeres. En jóvenes, suelen ser hombres.

A veces es imposible darte cuenta de que no ven. Son maestros de trabajar con muy poca visión. La gente joven puede tener unos niveles de agudeza visual del 10% y no darte cuenta hasta una situación en la que algo sucede y salta la libre, pero se manejan muy bien.

Puedes escuchar la entrevista completa en el siguiente enlace: https://www.rtve.es/play/audios/marca-espana/marca-espana-tecnologia-vanguardia-para-paciente-baja-vision/4596249/?fbclid=IwAR0fe0kHNFe6tyCv6el8pRlo2AtqdRu3_-BvqiiiDWMHQ7NBSAsw-ynRZQo

Últimas noticias

Pide cita

Llámanos al

944 733 545

O escríbenos a

info@icqo.org

O, si lo prefieres, te contactamos nosotros




    HORARIO

    CONSULTAS
    L-V: 09:00 - 20:00

    URGENCIAS
    L-V: 09:00 - 13:30
    L-V: 15:00 - 19:30
    S: 10:00 - 13:30

    Redimensionar imagen
    Contraste