La oculoplástica, un remedio para alteraciones funcionales o estéticas

Cada vez son más las personas que recurren a la oculoplástica como remedio para tratar las alteraciones funcionales o estéticas de párpados, órbita y vía lagrimal.

Es lo que se conoce como cirugía de la órbita u oculoplástica, que en los últimos años está experimentando un importante auge entre hombres y mujeres como consecuencia tanto de la prevalencia de anomalías anatómicas perioculares y retrooculares, como por el deseo de querer sentirnos mejor desde un punto de vista estético.

Los tratamientos más habituales de esta disciplina incluyen la corrección de distintas afecciones relacionadas con el párpado (desde párpados caídos a párpados más abiertos, o bolsas y exceso de piel en la zona), los tumores oculares, cejas caídas…

Equipo altamente cualificado

El ICQO posee un equipo de cirujanos altamente cualificados y con más de 25 años de experiencia en esta subespecialidad oftalmológica que interviene en las estructuras faciales perioculares para resolver los problemas que afectan a éstas.

En el terreno más funcional, las personas especialistas del ICQO son capaces de corregir mediante esta cirugía todo tipo de tumores y llevar a cabo todo tipo de reconstrucciones, desde la más simple a la más compleja.

Desde un punto de vista estético, en el ICQO se aplican distintas técnicas para rejuvenecer el aspecto, la edad y calidad de la mirada. Para ello llevan a cabo un minucioso y especializado examen que dé con la mejor solución adaptada a las características y circunstancias de cada paciente concreto, mediante intervenciones quirúrgicas o a través de la aplicación de diversos tratamientos no quirúrgicos. Estos tratamientos incluyen la toxina botulínica, ácido hialurónico, aplicación de luz ultrapulsada o láser de CO2, entre otros.

Recursos de última generación

Se trata de recursos tecnológicos de última generación que en utilización única o combinada con la cirugía, persiguen la mejoría estética de la mirada, sin perder la perspectiva del resultado natural y discreto. Pero por encima de todo, preservando la función más importante de lo que ocupa al Instituto Clínico Quirúrgico de Oftalmología y a sus oftalmólogos: la visión.

Los especialista del ICQO buscan en todos los tratamientos la mejora física del paciente y, lo que es más importante, la recuperación de la función del ojo y de sus estructuras anexas, cuyo funcionamiento se ha podido ver alterado por alguna de las patologías de relacionadas con la oculoplástica.